Nuestro Blog

Si hablamos de los colaboradores dentro de una organización indudablemente, entre ellos existen diferentes características y capacidades físicas, edades, orígenes étnicos, estatus socio económicos e incluso formas de pensamiento y de trabajo.

Por tanto, hoy en día, en un mundo globalizado lo que enriquece las actividades laborales y asegura el éxito del negocio es trabajar en conjunto con esta diversidad humana.

Cuando se habla de diversidad, además de características como género, orientación sexual, edad, habilidades técnicas o nacionalidad, también es importante resaltar el conjunto de conocimientos, experiencias, valores, actitudes y personalidad de los colaboradores; ya que esto también es clave para poder crear grupos de trabajo realmente efectivos, lo que se traduce en mayor productividad y asegurar, sobre todo, posicionarse primero que sus competidores, con lo cual se está hablando además, de fortalecer la marca empleadora.

El verdadero reto al que enfrenta Recursos Humanos, hoy en día, es crear una cultura realmente incluyente, es decir, que la organización logre que todos los colaboradores se sientan verdaderamente parte fundamental de ella al ser tratados con respeto, reconociendo sus cualidades como pieza clave para el desarrollo del negocio y su valor como seres humanos.

Las empresas deben establecer políticas, procesos y procedimientos que garanticen que todos y cada uno de los colaboradores tengan la oportunidad de ser ellos mismos y utilizarlo como una ventaja; se sientan pertenecientes y valorados por los líderes y demás compañeros, sin dar lugar a ningún tipo de comportamiento o acción que puedan llevar a la discriminación o favoritismo.

Al promover que los colaboradores sean auténticos y únicos, también se abre la posibilidad de impulsar la innovación y generación de nuevas ideas que conduzcan a la creación de nuevos productos y servicios para los clientes, por ejemplo. Diversos estudios demuestran que las empresas con una cultura incluyente y con equipos de trabajo heterogéneos, tienen índices altos de colaboración, identificación y compromiso con la empresa, lo que se traduce en una mayor retención del talento.

En la actualidad, la sociedad está permitiendo cada vez más la apertura a la diversidad e incluso se está abriendo paso a la creación de nuevas leyes de protección contra la discriminación o estímulos fiscales para aquellas organizaciones que contraten personas con alguna discapacidad, por ejemplo.

En ese sentido, bien vale la pena reflexionar si en la empresa se está siendo realmente incluyente y existen políticas que lo fomenten; de lo contrario este sería un punto esencial dentro de la planeación estratégica. Sólo con esto se podrá hacer frente a un entorno empresarial y económico cada vez más desafiante y competitivo, el cual demanda la generación de ideas innovadoras que rompan con los esquemas tradicionales.

En DOit Beyond Limits te apoyamos en la Planeación de Iniciativas de Cambio, asesorando en la Comunicación, la Capacitación y el desarrollo de Equipos de Trabajo para construir una Cultura Organizacional más incluyente. ¡Acércate con nosotros!

Buscar en el Blog

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.