Nuestro Blog

Actualmente realizar una inversión económica en el crecimiento profesional de los colaboradores se ha convertido en una estrategia valiosa en un entorno tan cambiante y competitivo; lo cual está logrando empoderar al área de Recursos Humanos, ya que deja de ser una estructura meramente administrativa y se transforma en un aliado estratégico para el negocio.

Para que una empresa sea altamente exitosa, dentro de su planeación estratégica se deben considerar planes que contemplen desarrollar y motivar al Talento Humano. Con esto, se asegura su permanencia dentro la organización y se evitan efectos negativos en la productividad, así como en el desarrollo del negocio.

De acuerdo con un estudio publicado en el artículo “Por qué el talento humano hace que las empresas ganen más” de la revista Forbes México, las empresas que invierten más del 25% de sus ingresos en salarios competitivos tienen en promedio un desempeño económico 35% superior al resto de las empresas. Además, tienen un índice de rotación menor al 4.5% e invierten al menos 5% de sus ingresos en programas de capacitación.

Para lograr construir una cultura orientada al desarrollo de los colaboradores es indispensable la sensibilización de los altos ejecutivos, ya que ellos son el reflejo de la filosofía organizacional, además transmiten los valores y la cultura que se desea implementar. Cuando ellos logran visualizar que estas estrategias benefician tanto en el crecimiento de su personal como al desarrollo del negocio, esto permea a lo largo de la organización y todos dan un valor importante a las estrategias que Recursos Humanos implementa.

Por otro lado, es importante poner atención en los planes de carrera y sucesión de todos los colaboradores. Cuando ellos sienten que su trabajo tiene un propósito vital para el éxito empresarial y sus actividades están alineadas con sus objetivos profesionales y necesidades personales, se tienen mayores posibilidades que ellos permanezcan en la organización por mucho más tiempo; disminuyendo tiempos y costos de reemplazo de personal.

Generalmente, para lograr el desarrollo de los colaboradores se utilizan estrategias como evaluaciones de desempeño, Gestión del Cambio, programas de Coaching, Capacitación, Team Building o Assessments; los cuales están enfocados en potencializar las competencias profesionales o gestionar los cambios necesarios para implementar una cultura más adecuada. Una de las tareas de Recursos Humanos es que los planes de acción, generados a partir de estas estrategias, se integren en cada una de las áreas y procesos de la empresa.

Para garantizar el éxito, estas técnicas deben ser desarrolladas por profesionales debidamente certificados. Por ello, es de gran ayuda contar con el respaldo de los servicios de una Consultoría externa, ya que, generalmente, diseñan el servicio a la medida de las necesidades de las organizaciones, además de brindar una perspectiva exterior sobre la situación actual.

Adicionalmente, las empresas se benefician, en cuanto a su imagen, tanto con los colaboradores internos como con el entorno externo. Reflejan responsabilidad social y procuran el bienestar integral de sus colaboradores ya que estas proveen no sólo de programas para potencializar el crecimiento profesional, también brindan espacios de trabajo, incentivos y/o prestaciones que coadyuvan a la motivación y compromiso. Si las personas crecen y se desarrollan, las empresas también lo hacen.

En DOit Beyond Limits contamos con un equipo de consultores capacitados y certificados para apoyar a nuestros clientes en la elaboración de planes de acción que contemplen el desarrollo integral de sus colaboradores.

Buscar en el Blog

¿Te gustó este contenido?

Te invitamos a conectar con nosotros en nuestro perfil de Linkedin, en el estaremos conectados de manera más cercana y podrás seguir nuestras actualizaciones más recientes.